15 de febrero

Este poema lo escribí hace muchos, muchos años. Supongo que lo escribí tal día como hoy. Reconozco que antes escribía mucho más y mucho más de todo. Ahora no me siento con capacidad. Creo que podría hacerlo mejor que antes, porque tengo más… bagaje literario y vivencial. Pero me falta la “técnica” y la tenacidad que tenía cuando aún conservaba algo de pelo. Aquí va el poema:

15 DE FEBRERO

      Caí como un estúpido en las redes.

      Estuve tres meses evitando la cerveza de las dos;

caminé hasta el trabajo para ahorrar la gasolina,

dejé de comprar mis revistas de cine

y ese compacto que por fin salió a la venta

y que tanta ilusión me hacía.

      He dejado la hamburguesa semanal,

el billar de los sábados, las copas,

el cine, las quinielas, el vicio de las pipas;

he dejado de salir con los amigos

y de bajar para llamarte a la cabina.

      Han sido tres meses encerrado, sin verte siquiera,

para ahorrar el último céntimo posible, porque

“un diamante es para siempre”…

      ¿Y qué coño hago yo ahora con un diamante

si ayer cuando por fin iba a dártelo

estabas con otro?