2018, allá vamos

Vamos allá
Arrancando el 2018

Ya estamos con el 2018 encima, casi sin darnos cuenta. Pero ha venido para quedarse, como mínimo, un añito. Y siempre empezamos los nuevos años con propósitos nuevos, o con los de siempre pero con la promesa de que este año sí; este año lo hago. Da igual lo que sea.

Hace algún tiempo leí en el blog de algún amigo que los propósitos no debían posponerse demasiado. Eso de: el lunes empiezo, cuando entre el nuevo mes, el domingo próximo, cuando descanse…, no son más que excusas que nos ponemos, yo el primero, para no hacer lo que tenemos o queremos hacer. Porque si lo queremos hacer y no nos ponemos de inmediato es porque no lo querremos hacer tanto.

Así que habrá que coger el toro por los cuernos y querer, de verdad, hacer lo que nos proponemos. A ver qué tal resulta.