Vamos a ver viendo este último consejo tuyo que le has dado a una incógnita, supongo que será algun “ente virulento” que corre por el mundo y no por el complejo mundo de la informática, porque sino ya nos hubieran jodido. Mi pregunta es: ¿por qué hay personas que hacen esas preguntas del amor? si se sabe a ciencia cierta que las mujeres son los seres más egoistas en este tema, quieren más cosas a parte del sexo, y nosotros queremos sólo sexo ¿quien es más egoista? pero bueno en este mundo hay de todo, mi pregunta real es: ¿que hace la foto de tappy y la foto mia en tu divan? esto es lo que realmente quiero saber en esta consulta; lo otro si te viene bien contestamelo pero sabes muy bien que no pienso así jejejeje aunque me hacen dudar las chicas ultimamente.

 

 

En cuanto a tu “pregunta real” te diré que nunca se me habría ocurrido decir los nombres de las personas que aparecen en los cuadros de la pared de mi consulta porque el secreto profesional y me ética personal me lo prohíben, pero ya que tú te has arriesgado a aventurar los nombres de estos dos desdichados, te diré que aparecen ahí porque es el trozo de consulta que está tras el diván. En realidad toda la pared de mi consulta está llena de fotos de sujetos así, sobre todo para recordarme que debo cruzar a la otra acera si los veo por la calle. No es más que eso: seguridad.

En cuanto a tu comentario sobre la pregunta de “la incógnita”, no me está permitido revelar el sexo de quien la formula, pero te diré que esta es una consulta abierta a todo tipo de preguntas (claro está que, dependiendo del tipo de cuestión de la que se trate, mis honorarios son más o menos “abultados”; y este tipo de preguntas se llevan la tarifa especial).

Con respecto a tu comentario sobre que las mujeres son más egoístas porque quieren más cosas que los hombres… ¿tú crees que las obsesiones no se tratan en siquiatría? Lo tuyo tiene un nombre en inglés: SEXUAL PULSION OBSESSION. Hace poco escuché a un tipo decir sobre un escenario que se había ido hasta Italia simplemente para buscar sexo. Tal vez deberías contactar con él para ver qué terapia está siguiendo: lo mismo lo han encerrado en una casa de citas para que abomine de una vez por todas de su desmesurado afán por encontrar sexo. Eso sí, te va a salir una pastaaaa…