¿Por qué no disfrutamos del momento sentimental que estamos viviendo y nos preocupamos por averiguar cómo será el futuro con esa persona?? ¿Por qué el amor nos hace tan egoístas???

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra” ¿Qué deducimos de este axioma? Pues, en primer lugar, que el hombre, o es ciego, o la piedra muy pequeña o se mueve.

Está claro que algunas personas disfrutan sufriendo, de ahí que el masoquismo sea una forma extraña de… deporte de riesgo. En este campo podríamos incardinar las relaciones humanas: no en el del masoquismo, sino en el del deporte de riesgo.

Si tu problema es que te preocupas por averiguar cómo será tu futuro con cierta persona significa, ciertamente, que te preocupa el futuro, y una persona preocupada por el futuro es alguien que se preocupa por lo que puede pasar y que aún no ha pasado, claro. Si hubiera pasado seguramente ya no sería objeto de “pre- ocupación”, aunque tal vez sí de “ocupación”…

Por lo general un problema es una afirmación que lleva en sí misma una incógnita. Si somos capaces de despejar la incógnita, tendremos resuelto el problema. Si la incógnita persiste, lo mejor es pasar a la siguiente pregunta…

Si pudiéramos saber de antemano cómo podría ser nuestro futuro con una persona determinada, evidentemente, seríamos adivinos; y un adivino, en estos tiempos que corren, si además consigue un espacio en algún medio de comunicación, puedo asegurarte, sin temor a equivocarme, que puede dejar de preocuparse por su futuro…, y dedicarse a joderle el futuro a los demás…

Por otro lado, la segunda parte de tu pregunta es bastante preocupante y me lleva a una duda de bastante relevancia:¿cuándo te enamoras dejas de invitar a cafés y cervezas?

No; no creo que el amor nos haga egoístas; más bien pienso que el amor nos hace…, nos hace, sin más.

Si con tus preguntas pretendes un consejo de alguien curtido en mil fábricas de pieles, podría decirte que las mejores fábricas están en Ubrique, sin lugar a dudas. En cuanto al consejo, sal de copas, diviértete, estudia la carrera de adivino, y sé feliz jodiéndole el futuro a los demás; el tuyo vendrá solo…