Cuando los políticos no mienten. Versión original.

Sé que me voy a meter en un barrizal, pero tengo la ducha cerca, así que me puedo salpicar lo que quiera.

carmena1¿Qué pienso sobre eso de que un ayuntamiento abra una web en la que desmienta lo que crea que tiene que desmentir sobre las noticias que dan los medios de comunicación? Pues, para ser sincero (y espero que no hagan un desmentido de esto en el “blog de la verdad“), tengo sentimientos encontrados; a favor y en contra.

Por un lado me parece bien que se examinen las noticias que dan los periodistas y se les saquen los colores de una vez; que no se sientan protegidos para mentir, falsear o manipular los hechos según les convenga. Pero por otro lado, ¿por qué un ayuntamiento debe estar vigilando lo que hace el periodismo? Que remitan a las declaraciones, las ruedas de prensa, los comunicados oficiales…, porque eso de estar midiendo con lupa a la prensa, por muy malévola que esta sea (y en España lo es), por mucho que digan, es bastante de regímenes totalitarios.

Según la visión de quien crea esta página, los periodistas pueden mentir, tergiversar o manipular sus informaciones, y estoy de acuerdo, pero ¿por qué tengo que creer a un político y lo que su grupo escriba en un blog por mucho que se llame “…en versión original“? ¿Me aseguran que lo que va a aparecer ahí es la absoluta realidad o más bien la parte objetiva según su punto de vista de las cosas? ¿Los políticos españoles no mienten, no falsean los datos, no subjetivizan la realidad?

A fecha de hoy, en dicho blog, solo hay cinco entradas. Leídas todas, sigo pensando que son interpretaciones que se dan a cuestiones que plantean los medios de comunicación. Los políticos son expertos en convencerte de que lo que vale es lo que dicen ellos y no la opinión de los demás; algunos lo hacen mejor que otros, y tengo muy claro que en España hay políticos que manejan las redes sociales de forma totalmente artística. También soy consciente de que hay un periodismo que cada vez es más  de forofos que de periodistas. Profesionales que más bien parecen hinchas de su propio equipo que gestores e informadores veraces de la realidad.

En el propio blog encuentro esta definición:

carmena2Esta web, creada por la Dirección General de Comunicación del Ayuntamiento de Madrid, permite a la ciudadanía y a los medios de comunicación encontrar la información original que dio lugar a una noticia que en su recorrido se ha modificado y contiene afirmaciones inexactas o matizables. Se trata de una web basada en datos contrastables y oficiales y por este motivo no está abierta a comentarios ni es un espacio de debate.

Lo que me chirría es la última parte: está basada en datos “contrastables y oficiales“... Entonces, si son contrastables y oficiales, ¿qué necesidad hay de volver a repetirlos en un blog? ¿No se puede remitir a la gente a esos datos oficiales y contrastables? ¿O es que creen que los ciudadanos no somos capaces de encontrar la información que nos interesa de las propias fuentes? Claro que en un país en el que Mamá Estado nos sobreprotege recordándonos que cuando hace calor hay que huír del sol, ponerse ropa fresca y beber mucho líquido, como si fuésemos tontos y no supiéramos que eso es lo que pasa siempre en verano, es normal que nos quieran dar las cosas mascaditas. Al ciudadano, cuanto menos se le haga pensar y crearse criterios propios, mejor.

Por no alargar esto más, sé que los que estáis a favor de la web me diréis que soy un demagogo al hacer esta pregunta, pero: ¿qué hubiérais pensado si a la que se le ocurre abrir un blog para desmentir informaciones de periodistas hubiese sido Esperanza Aguirre? Yo os lo digo: “fascista, facha o contraria a la libertad de expresión” es lo más suave que hubiese salido de vuestras plumas, vuestros tuíts o vuestras mentes.

En España hay que revisar y arreglar muchas cosas, pero lo más urgente a reparar somos nosotros mismos con nuestras fobias y odios. Luego ya nos ocuparemos de nuestros políticos y nuestros periodistas.