Chelo

No existen, nunca existen, palabras cuando alguien se marcha. Queda ese dolor seco, ese hueco roto, esa sombra que quiere cubrirlo todo. Y la pregunta siempre es por qué. ¿Por qué ahora? ¿Por qué de tal manera? ¿Por qué? Y nosotros, simples criaturas de barro, sentimos que algo dentro se resquebraja, se agrieta, se parte. […]