2014

Garufa Comedy Station

GCSGalaFinalEl pasado jueves cerramos la primera temporada de Garufa Comedy Station, una ilusión que pusimos a andar allá por octubre de 2013, cada martes, y que hemos terminado por asentar los jueves, casi hasta julio.

Han sido meses de luchar contra el fútbol, las fiestas, los exámenes, los pocos medios, la crisis, algunos animales que trataban de cruzarse en nuestro camino…, pero creo que podemos decir que nos ha quedado algo bastante digno.

No quiero hacer una crónica de lo que pasó el jueves sobre el escenario de Garufa, tan solo volver a repetir, una vez más, que gracias a la Comedia he tenido la suerte de conocer a mucha gente con mucho talento a la que admiro, respeto y quiero por muy distintas formas que sean nuestras formas de pensar. Al fin y al cabo, eso es lo divertido, ¿no?

Hubo gente, mucha gente, en el público. Gente que reía, que interactuaba con nosotros, que proyectaba su buen rollo…  ¡¡Y no sabéis (los cómicos sí que lo saben) lo que llena oír risas provenientes de allí donde los focos no iluminan!!

Pero tendría que hacer aquí, con toda justicia, un panegírico completo sobre Tappy; casi el alma al completo de todo este montaje. TazaComedyStationParece mentira que alguien tan pequeño sea capaz de tener una visión tan gigantesca de la comedia y de todo lo que puede producirla.

Han sido muchas horas compartidas con él, en su casa, en la calle, en mi coche, en Garufa, tomando gintónics… proponiendo tonterías, ocurrencias, sketchs, canciones, secciones…. Hace años, muchos años, que conozco a Tappy (por aquel entonces él tenía melena y era gordo, gordísimo, y yo tenía pelo y estaba flaco, casi transparente) y en estos meses hemos discutido más veces de las que lo habíamos hecho desde que nos conocemos. Él es una persona impaciente y yo, por el contrario, soy como esa película de John Wayne (el «señor John Wayne» para Tappy y para mí): «El hombre tranquilo«.  Por suerte siempre ha prevalecido, por encima de todo, nuestra amistad, que es algo de lo que presumo (porque, cuando Tappy sea famoso, yo podré decir que lo conozco y que he estado de copas, comidas, cenas y compras con él).

Ahora solo queda esperar a la nueva temporada, ver cómo la planteamos para que tenga éxito y que la gente quiera venir a Garufa, el día que sea, al Comedy Station.

Eso sí, durante este verano ya tenemos otra cosa en la que pensar: Los Q-3, «la re-vuelta».

2012

Here comes the sun

Por fin parece que el buen tiempo llega para quedarse. La primavera dará paso al verano y las vacaciones. Las mías llegarán en septiembre, como hace ya cinco años. Si todo sale bien, puede que sean algo más largas de lo habitual, así que espero con ansia que pasen rápido estos meses. Lo sé; los que cogéis vacaciones en verano no querréis que pasen tan rápido, pero bueno, el tiempo es algo relativo en nuestros deseos, así que…

Llevo dándole vueltas a la cabeza hace ya un tiempo a varias cosas que quiero ir haciendo poco a poco. Una de ellas es aprender a usar un poco el programa Pro Tools, porque me apetece sentarme con la guitarra, un cuaderno nuevo, un boli, y escribir canciones para luego grabarlas lo mejor posible. Sé que no va a quedar nada ni siquiera parecido a lo que me imaginaré en mi cabeza, pero bueno…, iré aprendiendo cosas en el camino.

Quiero ir dándole forma a mi relato sobre la Tia Lula, aunque se me va de las manos y no sé cómo puede acabar ni qué camino puede seguir, pero eso es lo bonito de todo esto. Y algo de lo que se me pasa por la cabeza está aquí, en esta especie de diario que he empezado a escribir:

Otra cosa que quiero retomar es mi vena poética. El próximo lanzamiento del primer libro de poemas de mi amigo Roberto Terán tiene la culpa. Es algo que ya he explicado en la entrada anterior a esta… y sí, lo sé: en la anterior entrada también remitía a la que había escrito antes que ésa… Cosas del directo, sup0ngo.

Por otro lado, Los Q-3… No sé mis compañeros de viaje, y amigos, Tappy y Alberto qué piensan del tema, pero, por mi parte, es algo que me hace ilusión que siga ahí… ¿En stand by? Es posible, pero latente. Esperando, tal vez, a volver a resurgir. Ya conocidos (ya los conocíamos, pero los hemos corroborado) los errores, sobre todo míos, de estas últimas ocasiones, siempre se puede avanzar un paso más hacia adelante, y a mí, personalmente, es algo que me sigue apeteciendo, porque, ya lo he dicho alguna que otra vez, me divierto con ello.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos soñado con formar parte de un grupo de música. Los Q-3 no sé si podríamos incluírlos dentro de ese concepto, pero nos divertimos juntos. Lo pasamos bien, y nos gusta pensar que los amigos que nos han ido a ver también se divierten. Y no hay presión, no hay eso que yo llamo profesionalitis; ese creernos los amos de la escena, que es lo que hace que surjan roces o peleas o desacuerdos. Simplemente buen rollo y algo de música de fondo.

¿Qué más cosas? ¡Bufffff! Supongo que irán surgiendo. Quiero ver si soy capaz de crear algo parecido a un par de pases cómicos entre monólogos, canciones y alguna cosa más que pueda usar, para la temporada que viene. Me apetece subirme a un escenario siendo el único responsable de que la gente se lo pase bien durante más o menos una hora. A ver qué soy capaz de hacer. Sigo disfrutando cuando oigo a la gente reír mientras estoy sobre un escenario, y, ¿qué queréis que os diga? Me gusta.

Dejaremos que todo fluya por los cauces que elija y nos dejaremos llevar por la corriente, a ver dónde nos lleva. Las musas nunca defraudan cuando pululan cerca.

Por cierto, ya hablaré de lo que viene en septiembre: ¡¡UN DISCO DOBLE DE  MARK KNOPFLER!! (Lo dejo aquí, que me emociono).

2011

Los Q-3

Sí, hoy es el día. Después de bastantes horas encerrados, ensayando… cosas, hoy nos atrevemos (tenemos poca vergüenza, también es verdad) a dar un concierto. ¿En dónde? ¿Dónde va a ser? En GARUFA, por supuesto; nuestra segunda casa. El lugar donde nos tratan como amigos, donde nos soportan, donde nos hemos conocido todos…, en definitiva, nuestro lugar.

Antes que nada, supongo que lo puedo hacer extensivo a los dos amigos con los que toco, querría agradecerle a Segis, el dueño de Garufa, todo. Porque nunca nos ha puesto una pega; porque, a veces, él estaba más emocionado por esto que nosotros mismos; porque esta mañana hemos estado dándole el coñazo en el local, haciendo pruebas, moviendo cosas, pidiéndole…, y nunca nos ha dicho que no. Al contrario, ha estado dispuesto a lo que hiciese falta.

Y ahora voy a decir, para redondear esto, que no sé cómo saldrá el concierto. Si tocaremos afinados, si me equivocaré en los acordes (que seguro que sí), si perderemos el ritmo, la letra, los papeles… No lo sé. Pero nos vamos a divertir, seguro. Y el público también. Sí sé que me ha encantado ir a ensayar con estos dos señores que están en el cartel conmigo; que me lo he pasado bien, que no hemos discutido NI UNA SOLA VEZ por el concierto… Todo ha sido genial desde el principio.

Y esta noche le pondremos la guinda. De una forma o de otra, pero está claro que nos hace ilusión compartir con la gente que venga las horas que hemos gastado montando algo con lo que pretendemos, simplemente, pasarlo bien, que ya es muchísimo.

2011

Quasi «nulla die»

Lo sé. Dije que trataría de escribir algo todos los días, pero como siempre, tengo que hacer acto de contricción porque no lo he cumplido. A ver si cojo carrerilla de nuevo…

El jueves de la semana pasada, gracias a mi amigo Javi Nemo, hice algo parecido a una especie de colaboración en el programa que conduce en la televisión del Sevilla F. C. Acabo de ver la redifusión y de verme en la tele. Como dice mi hermano, salgo más gordo, aunque, sinceramente, no mucho más…

Si tengo que decir la verdad, me ha dado vergüenza verme en pantalla…, pero creo que no quedó mal del todo para ser la primera vez. Ritmo es lo que falta…, y un poco de saber estar delante de la cámara, pero me ha gustado la experiencia, así que me gustaría agradecerle la oportunidad a Javi, que me ha abierto las puertas de su programa para que haga una tontería con la que nos hemos divertido y con la que tratamos de divertir al público. Espero que me deje seguir haciéndolo.

Esta semana, además, asistí, el lunes, a la presentación del libro de mi amiga María Iglesias, «Lazos de humo», y tengo que decir que me hizo muchísima ilusión ponerme en la cola para que me firmara mi ejemplar, saludarla y verla disfrutar con la presentación, rodeada de amigos, familiares y gente que lee de verdad.

Y el martes… ensayo con Los Q-3, EL GRUPO. Cada vez, hay que reconocerlo, sonamos… «menos peor» y hasta podría quedarnos un concierto bastante digno. Lo principal, y es lo que hacemos Tappy, Alberto y yo cada vez que nos reunimos para ensayar, es divertirse. Y estamos seguros los tres de que la gente se divertirá con nosotros el día del concierto que, por cierto, hemos fijado para el día 17 de diciembre, que es un día intermedio, además, entre mi cumpleaños (el día 12) y el de Tappy (el día 20).

Ahí queda dicho.

En cuanto a otras cosas…, bueno, las voy dejando en el tintero para tener de qué escribir mañana, y pasado, y el otro, y el otro, y… A ver cuánto dura de nuevo…

2011

Conjuros

Acabo de escribir un conjuro y me siento bastante satisfecho. ¿Para qué lo quiero?

Bueno, si me dejáis, os lo cuento mejor mañana, pero espero que resulte divertido.

Mañana va a ser un día bastante intenso para mí, así que espero poder decir, al final del día, que no ha salido nada mal.

El viernes, por otro lado, volvemos con Los Q-3. Para los que pensábais que esta vez no iba en serio, que sepáis que sí: va en serio.

Tenemos que concretar aún lo de los peluches, pero ahí lo dejo.